Andrea López

Andrea López

Directora y Asesora de Lactancia

28 de octubre de 2021

«La lactancia no tiene beneficios»

En el paradigma actual de la lactancia esta se nombra como beneficiosa para la salud tanto de la mamá como del bebé. Efectivamente, la lactancia es el mejor alimento que el bebé puede recibir tal y como establecen todos los organismos internacionales amparándose en los numerosos estudios que así lo demuestran. El consenso a nivel mundial es claro al respecto. Pero veremos porque presentar la información de otra forma nos llevaría a promocionar la lactancia en un mejor sentido y así reflejar su verdadera importancia. 

Entonces, ¿no hay que hablar de beneficios? 

Por supuesto, hay que nombrar las propiedades que tiene, pero desde el enfoque de “la carencia” y no desde “lo añadido”. Para entenderlo mejor: cuando aportamos información sobre las ventajas o beneficios de la lactancia estamos dando a entender que si elegimos esta forma de alimentación vamos a obtener unas ventajas añadidas. Intentan convencernos para elegir la lactancia frente a la fórmula lo que pone de manifiesto la existencia de dos formas de alimentación equiparables. 

Como comentamos en el artículo ”Daré el pecho si puedo” la leche materna no se asemeja a ninguna otra leche, ya sea de otro mamífero y mucho menos a la fabricada por un laboratorio, por lo que dar a entender que hay dos formas de alimentación comparables no sería apropiado.

Haciendo esto también estamos fomentando una competencia que no debería existir.

Además, hablar de ventajas nos conduce automáticamente a pensar en desventajas, ¿desventajas de dar el pecho? o ¿desventajas de la alimentación artificial?

En cuanto a beneficios ocurre lo mismo con la dicotomía lo que nos lleva a pensar en riesgos. Hablamos normalmente de beneficios de la lactancia, pero ¿dónde están los beneficios de la lactancia artificial sobre la materna? ¿y los riesgos de la lactancia materna? ¿Qué ocurre con los riesgos de la lactancia artificial?

Démosle su lugar

Partamos de la base de que la leche materna es especie específica, es decir, es la adecuada para nuestra especie. Nos cuesta echar la vista atrás y parece que toda la vida hayamos estado bebiendo leche de vaca, pero nada más lejos de la realidad.

Las vacas, como ya sabemos, no son de nuestra especie por lo que no podemos dar por hecho que la principal leche que recibamos sea de ellas. ¡Son mamíferos igual que nosotros, pero no son humanas!

La fórmula es un preparado estéril elaborado con leche de vaca en polvo con vitaminas y minerales añadidos mientras que la leche materna es un fluido vivo que se encuentra en constante cambio (incluso a lo largo del día) teniendo propiedades que han sido imposibles de replicar en laboratorio.

Que, en los últimos doscientos años desde que se inventó haya ganado terreno posicionándose como casi única opción, no quita que la leche materna sea la idónea y adecuada para el ser humano. 

Con la leche materna no vamos a obtener beneficios añadidos sino lo propio para un crecimiento óptimo.

Como especie humana hemos recibido desde el origen de los tiempos leche materna y es la que nos ha hecho sobrevivir llegando hasta nuestros días. 

Partiendo de ahí podemos entender por qué la lactancia no tiene ventajas ni beneficios ya que “simplemente” es nuestra leche y por ello atendiendo a nuestra biología es con la que mejor nos vamos a desarrollar.

Por consiguiente, no vamos a obtener beneficios añadidos sino lo propio para un crecimiento óptimo. Al contrario, si no recibimos leche materna vamos a asumir unos riesgos que nos van a acompañar a lo largo de nuestra vida.

La lactancia nos protege

Es por ello que se debe hablar de los “Riesgos de no recibir leche materna” o bien de los “Riesgos de las alternativas a la leche materna”.

Haciendo esto nos beneficiamos todos. Ya que estamos situando a la lactancia en su lugar real y estamos aportando la información completa siendo muy necesaria para poder tomar una decisión informada.

Se puede entender mejor con este ejemplo: dando el pecho no vas a ver reducido el riesgo de desarrollar cáncer de mama, sino que no dándolo vas a ver incrementado el riesgo de sufrirlo. Dicho de otra forma, la lactancia nos protege frente al cáncer de mama y si no lactamos estamos más expuestos a desarrollarlo.

Es nuestro deber protegerla a ella

Una vez queda claro el papel vital para nuestro desarrollo que tiene la leche humana es necesario trabajar para proteger este, a veces denostado, recurso.

La lactancia es, por tanto, una cuestión de salud pública tal y como lo vienen proclamando numerosos organismos entre los cuales se encuentra la Organización Mundial de la Salud y Unicef. En 2016 la revista médica The Lancet publicó una serie de documentos en los cuales establece que se deben aumentar las tasas de lactancia para el 2030 ya que esta salva vidas.

Sin embargo, ningún país está cumpliendo con las medidas recomendadas para la inversión económica y la implementación de políticas que ayuden de una forma efectiva a las personas que deseen amamantar.

Son los gobiernos de los distintos países los que tienen que invertir en políticas y programas que protejan a la lactancia materna tal y como se ve reflejado en el eslogan de este año de la Semana Mundial de la Lactancia Materna: proteger la lactancia materna, una responsabilidad compartida.

Entre los objetivos anuales que La Alianza Mundial para la Acción de la Lactancia Materna (WABA) establece nos encontramos con algunos como estos:

  • Informar a las personas sobre la importancia de proteger la lactancia materna: la educación a la población es fundamental. No solo las madres o personas que por el momento vital en el que están viviendo les interese conocer la información, sino que cualquier persona independientemente de su edad debe conocer que la leche humana salva vidas y que es el alimento óptimo del ser humano. Del mismo modo que todos sabemos que es necesario beber agua para mantenernos hidratados y que tendremos problemas de salud si no lo hacemos. 
  • Anclar el apoyo a la lactancia materna como una responsabilidad vital de salud pública: y es que los profesionales de la salud deben estar correctamente actualizados y aportar en su práctica con las madres y personas que deseen lactar un apoyo adecuado que lleve al buen funcionamiento de la lactancia.

Conclusión

Podemos decir entonces que no se trata de proclamar las bondades de la lactancia, sino que hay que ir mucho más allá siendo un importante tema pendiente en las agendas de los gobiernos en el que hay muchos agentes implicados. Entre ellos nosotros, como ciudadanos para que empecemos a ver la lactancia de otra forma, no residual como hasta ahora, sino vital, de salud pública.

BIBLIOGRAFÍA

Breastfeeding: a missed opportunity for global health (2017). The Lancet. Recuperado de http://www.thelancet.com

Proteger la lactancia materna: una responsabilidad compartida. (s.f). Campaña de la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2021.Organización Panamericana de la Salud. Recuperado de http://www.paho.org

Objectives. (s.f) . World Breastfeeding Week. Waba. Recuperado de https://www.waba.org

0 0 votos
Calificación
Suscríbete
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Respuestas incrustadas
Ver todos los comentarios

Te puede interesar

"Los riesgos de no amamantar"

Es el deber moral de todos los que nos dedicamos al ámbito de la alimentación infantil el...Seguir leyendo

La importancia de participar de forma activa en la educación escolar

¿Cuántas veces hemos escuchado como padres la frase “mamá, papá, me tenéis que ayudar con...Seguir leyendo

Cómo preparar un viaje con niños

Se aproximan las vacaciones de verano y muchas familias se plantean qué actividades hacer con sus...Seguir leyendo

10 Libros para que tu hijo deje el pañal

En nuestra sociedad, existe una prisa injustificada a la hora de que los niños quemen...Seguir leyendo

Minimalismo y crianza: Disfrutar más con menos

Desde hace años el estándar de la vida se ha enfocado en lograr más y tener más, directriz que...Seguir leyendo

¿Cómo te fue el colegio?

Cuando vamos a recoger a nuestro hijo, nieta o sobrino a la salida del colegio, lo primero que...Seguir leyendo

El impacto emocional del uso de etiquetas con nuestros hijos e hijas

Cada niño es único, irrepetible y diferente. Es por ello que tendrán un ritmo de desarrollo...Seguir leyendo

Libros para preparar la llegada de un herman@

Muchas son las incertidumbres a las que nos enfrentamos a la hora de ampliar la familia. La...Seguir leyendo
0
¡Nos gustaría saber tu opinión sobre este artículo!x